Salvemos a Televisión Dominicana

M

ientras miles de dominicanos celebramos este domingo el Desfile Nacional Dominicano, otra de las principales plataformas que existen para la preservación y celebración de nuestra cultura, identidad y herencia, está en riesgo. Se trata de Televisión Dominicana, el canal dominicano que es transmitido por televisión y satélite U-Verse y DIRECTV.

DIRECTV ha llevado la señal de Televisión Dominicana por años como parte de un esfuerzo por ofrecer programación que conecta a la comunidad hispana en Estados Unidos con sus países de origen. Pero ahora que la compañía ha sido comprada por AT&T, ese compromiso parece haber cambiado.

Televisión Dominicana es ultra importante para los 2.3 millones de dominicanos que viven en Estados Unidos y los 500,000 que viven en Puerto Rico. Es una plataforma accesible y vital, que como dominico-americanos nos conecta con nuestra patria, familia y cultura.

En junio contacté por carta a John Stankey, presidente de AT&T, para expresarle mi preocupación e informarle de cuán importante es este canal para tantos dominicanos. Luego tuve la oportunidad de hablar con él y con otros representantes de AT&T sobre este asunto. Para mi, esto no es una batalla entre corporaciones.

Mi posición es la de asegurarme que la voz independiente de TV Dominicana la puedan seguir escuchando tantos de mis constituyentes.

En un momento histórico de crecimiento para la comunidad dominicana, no podemos permitir que se nos margine apagando a una de nuestras principales plataformas de comunicación. AT&T tiene que reconocer el drástico aumento en la población dominicana en EEUU y Puerto Rico, y la gran cantidad de dominicanos que utilizan los otros servicios de la compañía – incluso celulares.

Tampoco deben ignorar la popularidad del canal que a menudo aparece entre los 10 canales en español más vistos, de entre los más de 70 canales en español en el sistema.

La situación expone además un grave patrón que tenemos que detener y reversar: la desaparición gradual y forzada de los canales de televisión independientes de las principales plataformas y servicios de proveedores de TV y satélite.

AT&T y DirecTV ahora buscan la aprobación del gobierno federal para finalizar una fusión con Time Warner, que les dejará miles de millones en ganancias. Esperamos que nos demuestren su compromiso a mantener, como parte de su programación, voces independientes y diversas.

Televisión Dominicana podría desaparecer de U-Verse y DirecTV este mes. Exhorto a que AT&T reconsidere y agradezco a los líderes comunitarios que han lanzado una campaña para salvar a Televisión Dominicana, y asegurarse que permanezca disponible para miles de familias, que la necesitan.

Para la comunidad dominicana y latina, vamos a organizarnos para que nuestra voz se escuche. u


—Adriano Espaillat es congresista, dominicano, representante del Distrito 13, de Nueva York.