TERREMOTOS, TORMENTAS Y OTROS FENÓMENOS

Por Miguel Cruz Tejada

ny taxi voice


A

 diferencia de días, dos terremotos golpearon las ciudades de Oaxaca, Chiapas y Tabasco, mientras tormentas tropicales, riadas y fuertes lluvias, amenazaban con seguirles los destructivos pasos a los sismos, siendo el del 19 de septiembre el más devastador de su historia. 

Según le confirmó una fuente del Gobierno Federal a la cadena CNN, el número de personas que fallecieron por el  llamado Terremoto del Siglo en México continúa aumentando, llegando a 98 hasta el 17 de septiembre y en el sismo del 19 de ese mismo mes, la cifra se situaba casi en 300 muertos y cientos de heridos con docenas de desaparecidos.

Las cifras del Gobierno, del 8 de septiembre, aseguran que al menos unas 200 personas fueron atendidas con lesiones. Escenas de enorme devastación, fue la más cruda expresión del tercer meneo el 19 de septiembre.

Y esas partes de México, tuvieron que ser declaradas zonas de desastre.

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, ha indicado que al menos 1 de cada cinco habitantes de su estado. Es decir, unas 800.000 personas.

En Chiapas, el gobernador Manuel Velasco estimó que hay 1,5 millones de personas afectadas.

Esto deja la cifra total de damnificados en 2,3 millones.

Según las imágenes de los municipios el daño es masivo. "Por instrucciones del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), con el apoyo de otras dependencias gubernamentales, atiende la emergencia en las zonas afectadas por el sismo del pasado jueves y lleva a cabo el censo casa por casa para evaluar los daños sufridos en Oaxaca y en Chiapas", indicó el Gobierno en un comunicado de este lunes.

Se espera que esta semana se tenga un censo consolidado.

Las autoridades locales han indicado que unas 5.000 construcciones entre viviendas, escuelas, hospitales y hasta iglesias sufrieron daños graves solo en Juchitán, Oaxaca.

"Estimamos que una de cada tres viviendas en Juchitán se derrumbaron y si no se derrumbaron, se encuentran inhabitables”, dijo el presidente Enrique Peña Nieto en entrevista televisiva.

En Chiapas, según el gobernador, unas 41.000 viviendas resultaron dañadas.

Este movimiento telúrico, que según el reporte preliminar no ha causado víctimas ni daños materiales, se registró a las 9:18 hora local y su epicentro se localizó en aguas del Pacífico, a 56 kilómetros al sur de Salina Cruz y a 31 kilómetros de profundidad.

Un sismo de magnitud 5,5 en la escala de Richter sacudió este sábado el sur de México y tuvo epicentro cerca de Salina Cruz, en Oaxaca, el estado más afectado por el terremoto del 7 de septiembre, informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

SEGUNDO
REMENEO 

El segundo movimiento telúrico, ocurrido el 15 de septiembre,  que según el reporte preliminar no había causado víctimas o daños materiales, se registró a las 9:18 hora local (14:18 GMT) y su epicentro se localizó en aguas del Pacífico, a 56 kilómetros al sur de Salina Cruz y a 31 kilómetros de profundidad.

Esta zona de Oaxaca, conocida como el Istmo de Tehuantepec, es la más castigada por el terremoto de magnitud 8,2 en la escala de Richter del 7 de septiembre, que dejó 98 muertos; 78 en Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco.

En Juchitán de Zaragoza, la ciudad del Istmo más perjudicada con miles de viviendas dañadas y 36 víctimas mortales, los habitantes salieron de sus casas al principio del temblor, tal y como han hecho en la mayoría de fuertes réplicas que siguieron al gran terremoto.

A través de su cuenta de Twitter, Protección Civil de Oaxaca informó que "se realiza monitoreo por sismo con percepción en la capital del estado de Oaxaca".

México se encuentra en una de las zonas sísmicas más importantes del mundo, dado que interactúan placas tectónicas como las del Pacífico, Cocos, Norteamérica, Caribe y Rivera, y la mayoría de los sismos se registra en los estados del sur, sobre todo en Guerrero y Oaxaca. u

—Con datos de
CNN en Español)